Conejos para mantener el hogar fresco en verano

Consejos para mantener tu hogar más fresco este verano.

Con la llegada del calor intentamos mantener nuestra casa a una temperatura agradable. La medida más rápida y eficaz es mediante la instalación de un equipo de aire acondicionado, pero también hay pequeñas acciones que ayudan a refrescar nuestro hogar y favorecen el rendimiento óptimo de los aparatos, evitando tener que ponerlos a temperaturas demasiado bajas que lo único que hacen es consumir muchísima energía eléctrica y provocar más de un constipado por los cambios bruscos de temperatura.

Así que en Gomestic hemos decidido proponerte algunos consejos, fáciles de cumplir y llevar a cabo para que tu hogar se mantenga fresco y no se disparen las facturas.

  • Intenta no poner la lavadora ni el lavavajillas en las horas más cálidas del día. Es mejor esperar a que vaya cayendo el sol, ya que estos dos electrodomésticos generan humedad en el ambiente, lo que implica una sensación térmica superior.

  • Deberíamos también revisar las ventanas y puertas que dan al exterior de la vivienda, así como sellar los lugares por donde pueda entrar el calor o escaparse el frescor del aire acondicionado.

  • Abre las ventanas para ventilar la casa a primera hora de la mañana, nunca a medio día que te entraría todo el aire caliente del exterior.

  • Cierra las puestas y las ventanas de la habitación siempre que tengas el aire acondicionado encendido, así evitas que el aire frío se escape a otras estancias de la casa.

  • Las plantas, además de decorar, ayudan a refrescar tu hogar. Las hojas, cuanto más verdes y más grandes sean mejor. Prueba a pulverizar agua sobre ellas, la sensación de frescor en tu hogar será inmediata.

También hay otras opciones que te ayudaran a mejorar el confort en verano, los ventiladores son la forma más económica de crear una corriente de aire, aunque si quieres un aire frío sin las molestias de los aires acondicionados un climatizador evaporativo es un buen compromiso entre precio y confort.

¡Y no nos olvidemos... una buena siesta bien frequitos es fundamental para reponer fuerzas y superar las altas temperaturas!

: )